Los trabajos extenuantes de las embarazadas pueden producir exceso de peso en el bebé y aumentar el riesgo de cáncer de mama

(iStock/Daniel Besic)
 

Un estudio ha encontrado una relación entre el trabajo extenuante que realizan algunas embarazadas y el hecho de que su bebé padezca de macrosomía, es decir, peso superior a 4 kg al nacer y riesgo de sobrepeso en la adolescencia. Además, el estudio asegura que estos trabajos excesivos aumentan el riesgo de cáncer de mama y producen diabetes gestacional. 

Para llegar a estas conclusiones diseñaron un procedimiento de medida objetiva de la fatiga laboral asociada a ciertos trabajos, como aquellos que requieren levantar objetos pesados, estar de pie durante mucho tiempo o agacharse repetidamente. La probabilidad de macrosomía fetal en estos casos aumentó en un 17% respecto a las mujeres con trabajos más livianos.

Un posible mecanismo subyacente a esta supuesta correlación entre trabajo duro y sobrepeso fetal es que las actividades extenuantes influyen en la calidad del sueño, y la falta de sueño se relaciona con la diabetes, la cual conduce a macrosomía fetal. 

Las estadísticas han constatado un gran aumento de la proporción de mujeres que trabajan durante el embarazo y, además, que sus trabajos son de cada vez más larga duración. Por eso, los investigadores han instado a los legisladores a considerar el impacto de las actividades laborales extenuantes en la salud materna y fetal y que se desarrollen políticas relativas a los requisitos exigidos por los empleadores se manera que se proporcionen adaptaciones razonables para las trabajadoras que estén embarazadas.

El estudio se ha publicado en: Dhaval M. Dave, Muzhe Yang. Maternal and fetal health effects of working during pregnancy. Review of Economics of the Household, 2020; DOI: 10.1007/s11150-020-09513-y.

Comentarios