Nuevas membranas de nanofibras electrohiladas para hacer eficaces las mascarillas de tela

 

Obtención de nanofibras a partir de un polímero líquido por el método del electrohilado (BYU/Phys.org)

En tiempos de epidemias víricas, mucha gente prefiere mascarillas de tela a las profesionales de los trabajadores sanitarios por cuestiones de estética. Pero las de tela son menos efectivas, bloqueando algunas menos del 50% de los virus. No obstante, se siguen haciendo esfuerzos para mejorarlas. Por ejemplo, unos estudiantes han desarrollado una membrana de nanofibras que se puede colocar entre las piezas de tela en una máscara casera y que puede retener entre el 90 y el 99% de las partículas, aumentando la eficacia y conservando la transpirabilidad. Se han fabricado mediante la técnica del eletrohilado, que consiste en disolver un polímero en una disolución y luego usar una corriente eléctrica para atraer al polímero hacia abajo haciéndolo pasar por una aguja. De este modo, se estira hasta convertirse en una fibra muy fina que, además, retiene cierta carga electrostática. Estas nanofibras caen en un colector para crear una especie de malla no tejida. La carga de las fibras es beneficiosa porque las partículas de virus también tienen una carga estática y se verán atraídas. 

En este vídeo se explica cómo se obtienen las nanofibras por electrohilado.




Comentarios